Extreme E Ocean X-Prix: Adrenalina, arena y competitividad en el Lago Rosa de Dakar

MOTOR

Buen papel de los equipos españoles en una competición reñida con grandes iconos del mundo del motor

La segunda prueba de la temporada inaugural del Extreme E, el Ocean-X-Prix nos regaló grandes momentos y muchas sorpresas. Disfrutamos con unas vibrantes carreras de conducción al límite y hemos vuelto a ser testigos de una excelente coordinación entre los equipos, sin duda la de Rosberg X Racing que se han hecho con una brillante victoria. Sin embargo, para las parejas españolas, Carlos Sainz y Laia Sanz y Cristina Gutiérrez y Christine Giampaoli, no les salió del todo redondo.

Con todo, el aficionado al motor, pudo disfrutar desde la magnífica playa senegalesa del Lago Rosa en Dakar. El mismo lugar donde tantas veces hemos visto al campeón del rally más famoso de todos los tiempos.

El recorrido combinaba varios trazos técnicos y arduos sobre el terreno. Un circuito de 6,3 km en los que los Odyssey 21 con una potencia de 550 CV, no llegaban ni a los 80km/h, exceptuando la zona de playa que muchos llegaron a los 140 km/h. Los participantes ya se hicieron a la idea del recorrido el viernes previo. Pudieron explorar los tramos de cada parte dónde pasarían para luego tener una rueda de entrenamiento e ir controlando el coche.

Buen nivel de participantes

De los 18 pilotos de la primera edición, únicamente había dos Jenson Button y Claudia Hürtgen, que no seguían en la competición y eran reemplazados por: el campeón del Rallycross Kevin Hansen y la campeona del DakarJutta Kleinschmidt. Tal y las sensaciones que dejaron es posible que los sigamos viendo, se sintieron muy cómodos en las pruebas.

La carrera también dejó varios momentos accidentados. Los propios debutantes no pudieron llegar a disputar la gran final por un problema con su rueda que les impidió participar en un desenlace de campeonato que parecía cuanto menos reñido. Otra que lo pasó mal fue Cristina Gutiérrez. Tras una lucha con Molly Taylor, quedó última después de que su todoterreno quedara fastidiado y desvanecer así, todo el empeño por conseguir la primera plaza.

Algo a destacar sin duda es el excelente trabajo de la pareja entre Gutiérrez y Sebastián Loeb, así que seguro que dará mucho que hablar en los siguientes campeonatos siendo un rival a batir. Ahora mismo obtienen la segunda plaza en la clasificación con 57 puntos. Muy lejos de las otras parejas de españoles como Carlos Sainz y Laia Sanz que quedaron relegados a una sexta plaza.

Aunque la realidad es que Taylor y Johan Kristoffersson son el dúo más regular. Motivos por los que se han impuesto en las dos competiciones disputadas. El sueco ha demostrado su experiencia al volante con sus tres últimos títulos en el rallycross. Un piloto que domina la presión y la tensión en carrera, como demostró en la semifinal que tuvo numerosos piques con Loeb, y quien acabó ganando la partida en la primera vuelta de una carrera muy disputada y emocionante en la que Mattias Ekström no dio opciones.

El alemán dejó a Jutta el Odyssey 21 de Abt Cupra en la primera posición, pero su compañera falló en el relevo, arrancó tarde, dejó que tanto Cristina como Taylor la adelantaran y no fue capaz de reaccionar. Aun así, la ganadora del Dakar mostró mucho carácter, recortó distancias e intentó reponerse incluso en las zonas más técnicas del recorrido.

Ocean-X-Prix, Emoción hasta el final 

Otra de las pruebas que nos repartió espectáculo fue entre los tres últimos clasificados que se disputaban las tres posiciones finales. Tres parejas formadas por Kyle LeDuc y Sara Price, Timmy Hansen y Catie Munnings y el equipo español formado por Carlos Sainz y Laia Sanz

El equipo de Chip Ganassi se impuso tanto por estrategia como por el talento de LeDuc, que ya se había mostrado asombrosamente rápido y combativo en Al-Ula. Al igual que en el shootout saudí, la piloto femenina de Chip Ganassi inició la carrera junto a Timmy Hansen y Carlos Sainz.

El español y el sueco estuvieron exhibiéndose mutuamente con una gran conducción al volante en el inicio de la prueba, pero Timmy fue descolgándose hasta el punto de que Sara estuvo cerca de adelantarle. Finalmente, Carlos entregó el coche a Laia en primera posición con un margen de segundos y Kyle se veía obligado a remontar.

Pero en su llegada a la playa la historia cambió. El americano demostró una buena capacidad de reacción recomponiendose de lo vivido con unas buenas suspensiones y una hábil respuesta para entender el momento de la carrera en el que se encontraba. LeDuc también consiguió el mejor tiempo en el supersector, una de las zonas más técnicas del circuito.

El Ocean-X-Prix nos dejó con numerosos adelantamientos, muchísimo contacto y un gran nivel tanto de espectáculo como de competitividad que hace de este evento, algo muy singular y atractivo.

Arctic-X-Prix, próxima parada 

La competición sostenible de Alejandro Agag es ya una realidad que en su segunda edición ha conseguido trasladar grandes emociones y sensaciones en el mundo del motor. La próxima cita se producirá el 28 y 29 de agosto en Groenlandia, en el Arctic X-Prix, para concienciar sobre los problemas medioambientales generados por la reducción de la masa de permafrost y ofrecer así su espectáculo con un glaciar como protagonista.

Focosportmedia agencia de noticias deportivas

COBERTURA DEPORTIVA COMO NINGUNA OTRA

Extreme E Ocean X-Prix: Adrenalina, arena y competitividad en el Lago Rosa de Dakar

MOTOR

Buen papel de los equipos españoles en una competición reñida con grandes iconos del mundo del motor

La segunda prueba de la temporada inaugural del Extreme E, el Ocean-X-Prix nos regaló grandes momentos y muchas sorpresas. Disfrutamos con unas vibrantes carreras de conducción al límite y hemos vuelto a ser testigos de una excelente coordinación entre los equipos, sin duda la de Rosberg X Racing que se han hecho con una brillante victoria. Sin embargo, para las parejas españolas, Carlos Sainz y Laia Sanz y Cristina Gutiérrez y Christine Giampaoli, no les salió del todo redondo.

Con todo, el aficionado al motor, pudo disfrutar desde la magnífica playa senegalesa del Lago Rosa en Dakar. El mismo lugar donde tantas veces hemos visto al campeón del rally más famoso de todos los tiempos.

El recorrido combinaba varios trazos técnicos y arduos sobre el terreno. Un circuito de 6,3 km en los que los Odyssey 21 con una potencia de 550 CV, no llegaban ni a los 80km/h, exceptuando la zona de playa que muchos llegaron a los 140 km/h. Los participantes ya se hicieron a la idea del recorrido el viernes previo. Pudieron explorar los tramos de cada parte dónde pasarían para luego tener una rueda de entrenamiento e ir controlando el coche.

Buen nivel de participantes

De los 18 pilotos de la primera edición, únicamente había dos Jenson Button y Claudia Hürtgen, que no seguían en la competición y eran reemplazados por: el campeón del Rallycross Kevin Hansen y la campeona del DakarJutta Kleinschmidt. Tal y las sensaciones que dejaron es posible que los sigamos viendo, se sintieron muy cómodos en las pruebas.

La carrera también dejó varios momentos accidentados. Los propios debutantes no pudieron llegar a disputar la gran final por un problema con su rueda que les impidió participar en un desenlace de campeonato que parecía cuanto menos reñido. Otra que lo pasó mal fue Cristina Gutiérrez. Tras una lucha con Molly Taylor, quedó última después de que su todoterreno quedara fastidiado y desvanecer así, todo el empeño por conseguir la primera plaza.

Algo a destacar sin duda es el excelente trabajo de la pareja entre Gutiérrez y Sebastián Loeb, así que seguro que dará mucho que hablar en los siguientes campeonatos siendo un rival a batir. Ahora mismo obtienen la segunda plaza en la clasificación con 57 puntos. Muy lejos de las otras parejas de españoles como Carlos Sainz y Laia Sanz que quedaron relegados a una sexta plaza.

Aunque la realidad es que Taylor y Johan Kristoffersson son el dúo más regular. Motivos por los que se han impuesto en las dos competiciones disputadas. El sueco ha demostrado su experiencia al volante con sus tres últimos títulos en el rallycross. Un piloto que domina la presión y la tensión en carrera, como demostró en la semifinal que tuvo numerosos piques con Loeb, y quien acabó ganando la partida en la primera vuelta de una carrera muy disputada y emocionante en la que Mattias Ekström no dio opciones.

El alemán dejó a Jutta el Odyssey 21 de Abt Cupra en la primera posición, pero su compañera falló en el relevo, arrancó tarde, dejó que tanto Cristina como Taylor la adelantaran y no fue capaz de reaccionar. Aun así, la ganadora del Dakar mostró mucho carácter, recortó distancias e intentó reponerse incluso en las zonas más técnicas del recorrido.

Ocean-X-Prix, Emoción hasta el final 

Otra de las pruebas que nos repartió espectáculo fue entre los tres últimos clasificados que se disputaban las tres posiciones finales. Tres parejas formadas por Kyle LeDuc y Sara Price, Timmy Hansen y Catie Munnings y el equipo español formado por Carlos Sainz y Laia Sanz

El equipo de Chip Ganassi se impuso tanto por estrategia como por el talento de LeDuc, que ya se había mostrado asombrosamente rápido y combativo en Al-Ula. Al igual que en el shootout saudí, la piloto femenina de Chip Ganassi inició la carrera junto a Timmy Hansen y Carlos Sainz.

El español y el sueco estuvieron exhibiéndose mutuamente con una gran conducción al volante en el inicio de la prueba, pero Timmy fue descolgándose hasta el punto de que Sara estuvo cerca de adelantarle. Finalmente, Carlos entregó el coche a Laia en primera posición con un margen de segundos y Kyle se veía obligado a remontar.

Pero en su llegada a la playa la historia cambió. El americano demostró una buena capacidad de reacción recomponiendose de lo vivido con unas buenas suspensiones y una hábil respuesta para entender el momento de la carrera en el que se encontraba. LeDuc también consiguió el mejor tiempo en el supersector, una de las zonas más técnicas del circuito.

El Ocean-X-Prix nos dejó con numerosos adelantamientos, muchísimo contacto y un gran nivel tanto de espectáculo como de competitividad que hace de este evento, algo muy singular y atractivo.

Arctic-X-Prix, próxima parada 

La competición sostenible de Alejandro Agag es ya una realidad que en su segunda edición ha conseguido trasladar grandes emociones y sensaciones en el mundo del motor. La próxima cita se producirá el 28 y 29 de agosto en Groenlandia, en el Arctic X-Prix, para concienciar sobre los problemas medioambientales generados por la reducción de la masa de permafrost y ofrecer así su espectáculo con un glaciar como protagonista.

Focosportmedia agencia de noticias deportivas

COBERTURA DEPORTIVA COMO NINGUNA OTRA